Cómo están utilizando la inteligencia artificial las grandes empresas

A estas alturas, pocas dudas hay de que la inteligencia artificial (IA) es fundamental para el futuro. Al menos, eso podemos deducir si prestamos un poco de atención a algunos factores, como las inversiones o la contratación de expertos de algunas de las empresas más importantes del mundo.

Hace años, los especialistas en IA trabajaban en las universidades; ahora se los rifan en Silicon Valley. Mientras las grandes compañías, como Apple, Google o Facebook, están realizando importantes inversiones en investigación y en la adquisición de startups especializadas en este campo.

Por otra parte, palabras como inteligencia artificial, aprendizaje automático, aprendizaje profundo o big data, aparecen cada vez con mayor frecuencia en los medios de comunicación.

Siempre se ha dicho que la inteligencia artificial cambiará el mundo tal como lo conocemos en los próximos años, pero la realidad es que ya lo está cambiando, porque muchas de estas empresas ya están utilizando la inteligencia artificial de uno u otro modo en sus productos. En este artículo te explicamos cómo. En cualquier caso, todo esto es solo un anticipo de lo que está por venir en los próximos años.

 

Cómo están utilizando la inteligencia artificial las grandes empresas

 

12 grandes empresas que ya utilizan inteligencia artificial

 

1. Apple

Seguramente, el producto de inteligencia artificial más conocido de Apple es Siri, su asistente personal virtual, incluido en los iPhone y los últimos iPad. Aunque todavía está muy lejos de los asistentes que vemos en películas futuristas, Siri utiliza herramientas de reconocimiento de voz y de procesamiento del lenguaje natural para responder a las preguntas de los usuarios, hacer recomendaciones o realizar diferentes acciones a petición de los usuarios.

Al parecer, para Apple, el futuro está en la interacción con los objetos, pero no solo con los móviles o tablets, como hace Siri actualmente, sino con todo en general: coches, televisores, electrodomésticos… Incluso con nuestro ordenador; y, en definitiva, con cualquier objeto, máquina o robot conectado al Internet de las cosas en los hogares inteligentes del futuro.

 

Una muestra de su gran apuesta por la IA son las diversas adquisiciones de startups especializadas en este campo que Apple ha hecho en los últimos meses. Entre ellas:

  • Vocal IQ (octubre de 2015): una startup británica con sede en Cambridge especializada en el procesamiento del lenguaje natural y su aprendizaje y uso de forma autónoma por parte de las máquinas y aplicaciones. Esta adquisición podría ayudar a Siri a mantener conversaciones más largas e inteligentes. Además, la compañía tiene experiencia en el sector del automóvil, dado que en 2014 trabajó con General Motors para incorporar en sus vehículos diversas funcionalidades que los usuarios podían ejecutar mediante comandos de voz. En este sentido, su incorporación a Apple, podría ser fundamental para el desarrollo de productos para el Internet de las cosas y, sin duda, sería de gran utilidad en el Apple Car, el vehículo que desde hace tiempo se rumorea que Apple podría estar construyendo como parte del denominado proyecto Titan.
  • Perceptio (octubre de 2015): una pequeña startup de aprendizaje profundo cuya tecnología permite realizar cálculos avanzados y ejecutar sistemas de inteligencia artificial en el propio teléfono del usuario sin necesidad de enviar los datos a la nube para su procesamiento. Eso podría mejorar la seguridad en los dispositivos de Apple y la privacidad de los datos de los usuarios. Sus principales aplicaciones, hasta ahora, se han centrado en los vídeos y las imágenes almacenadas en los teléfonos móviles, concretamente en su clasificación mediante el reconocimiento de imágenes.
  • Faceshift (noviembre de 2015): una startup suiza con sede en Zurich cuya tecnología es capaz de captar las expresiones faciales de un persona en tiempo real y crear avatares animados que imitan dichas expresiones. Hasta ahora, sus principales aplicaciones han sido en la creación de animaciones para campos como los videojuegos o el cine, en donde se ha utilizado en películas como Star Wars.
  • Emotient (enero de 2016): una startup estadounidense, con sede en San Diego, fundada en 2012, que utiliza la inteligencia artificial para identificar las emociones de la gente a partir de la lectura de sus expresiones faciales. Apple no ha desvelado qué planea hacer con esta tecnología, utilizada hasta ahora, principalmente, por agencias de publicidad y anunciantes para evaluar la reacción del público ante sus anuncios y productos.

 

2. Google

En 2014, Google adquirió la startup de inteligencia artificial DeepMind por una cantidad ingente de dinero no desvelada pero que, según las diversas fuentes, pudo oscilar entre los 400 y los 650 millones de dólares. Una de sus mayores adquisiciones hasta la fecha.

 

Alphago de Google DeepMind

 

En cualquier caso, no hay duda de que el gigante de las búsquedas le ha sacado rendimiento a la costosa adquisición. Actualmente, Google utiliza la IA en gran parte de sus principales herramientas y, gracias a ella, ha logrado cosas que hasta hace solo unos años parecían increíbles. Algunos ejemplos son:

  • Google Fotos: Google utiliza la inteligencia artificial en sus búsquedas de imágenes. Su API de reconocimiento de imágenes Cloud Vision es capaz de detectar la entidad principal de la imagen y sus principales atributos, identificar las emociones que transmiten las personas que aparecen en las imágenes, reconocer lugares de interés y logos de empresas y marcas, detectar contenido inapropiado en las imágenes, etc.
  • Google Traductor: la aplicación para móviles de traducción automática de Google utiliza la IA para el reconocimiento de texto en imágenes. De ahí que podamos hacer con la cámara del móvil una foto de un cartel que contiene texto y ver automáticamente su traducción en el idioma deseado.La compañía también ha anunciado que está trabajando para aplicar el aprendizaje profundo a su sistema de traducción automática, con el fin de ofrecer traducciones mucho más precisas.

    La idea es que el traductor utilice las denominadas redes neuronales virtuales para recordar las traducciones previas que han sido clasificadas como correctas con el fin de reutilizarlas en futuras traducciones.

  • Gmail: Google utiliza la IA en sus filtros de Spam y en las respuestas rápidas inteligentes, incorporadas recientemente.
  • Youtube: la compañía utiliza la IA en las recomendaciones de vídeos, con el fin de ofrecer una experiencia más personalizada a los usuarios.
  • Búsquedas por voz: esta función utiliza la inteligencia artificial para el reconocimiento del habla, gracias a la API Cloud Speech.
  • El buscador Google: la tradicional herramienta de Google, también utiliza la IA para determinar el posicionamiento de sus resultados de búsqueda, así como para ofrecer una experiencia de búsqueda más personalizada a los usuarios. Por ejemplo, con las sugerencias de búsqueda y las funciones de autocompletado que aparecen a medida que el usuario va escribiendo en el cuadro de búsqueda.
  • Documentos de Google: en 2015, Google incorporó el dictado por voz en su herramienta de elaboración de documentos en la nube, también gracias a su API de reconocimiento del habla.

La inversión en inteligencia artificial de Google se basa, principalmente, en el aprendizaje automático (machine learning) y el aprendizaje profundo (deep learning), aplicados, en general, como la mayor parte de las iniciativas de la compañía, a resolver problemas del día a día de los usuarios y a hacerles la vida más fácil. El aprendizaje automático consiste, básicamente, en imitar el modo en el que el cerebro humano reconoce patrones y adquiere conocimientos.

Recientemente, Google ha empezado a liberar sus API de inteligencia artificial para que los desarrolladores puedan incorporar fácilmente estas herramientas en sus aplicaciones.

La primera fue Cloud Vision, seguida de su API de Aprendizaje automático, basada en la librería de aprendizaje automático TensoFlow, liberada ya previamente. Junto con la API de Aprendizaje automático, Google ha dado acceso a su API de reconocimiento del habla Cloud Speech.

Estos servicios, que ya se encuentran a disposición de los usuarios en la plataforma en la nube de Google, Google Cloud Platform, como parte de toda una oferta de infraestructuras como servicio (IaaS), gestionada por Google Compute Engine, podrían ser la próxima gran fuente de ingresos de Google, según Diane B. Greene, directora de Google Compute Engine.

La idea es permitir a sus clientes utilizar el hardware de computación de Google y sus diversas API y tecnolo
gías de análisis en la nube por un precio asequible.

Además de aplicar la IA en sus herramientas tradicionales, Google ha puesto en marcha otros proyectos más específicos de este campo:

  • Alphago: un sistema de inteligencia artificial desarrollado por DeepMind para jugar al Go, un juego de mesa japonés que, hasta hace poco, las máquinas no conseguían dominar, debido a los elevados niveles de intuición que requiere. Alphago no solo ha demostrado que es capaz de jugar al Go, sino que recientemente, ha batido al campeón del mundo de este juego, el japonés Lee Sedol, en un torneo a cinco partidas, con un parcial de 4-1.Para prepararse para el torneo, Alphago se entrenó jugando miles de partidas contra sí mismo. No obstante, su principal novedad es que es capaz de aprender de forma autónoma a medida que juega, por lo que está continuamente aprendiendo.
  • Google Now: es el asistente personal inteligente de Google; una especie de equivalente para Android al asistente incluido en los productos de Apple. Al igual que Siri, Now puede responder a las preguntas de los usuarios, hacerles sugerencias y recomendaciones y realizar determinadas acciones solicitadas por el usuario.Recientemente, el asistente ha ampliado sus funciones y, además de reaccionar a las consultas o encargos planteados por los usuarios, también les ofrece, por iniciativa propia, información basada en lo que Now prevé que el usuario va a querer en función de sus búsquedas anteriores.

    El asistente funciona integrado en la aplicación de búsquedas de Google para móviles y es capaz de identificar información repetitiva o relevante para el usuario en otras aplicaciones de Google como Calendar o Gmail para utilizarla en sus recordatorios o recomendaciones.

Recientemente, la compañía ha presentado toda una gama de productos nueva en su evento Made by Google, que confirma la clara apuesta de Google por la inteligencia artificial. Entre los productos presentados se encuentran:

  • Google Assistant: Un nuevo asistente virtual basado en inteligencia artificial muy superior a Now. Por el momento, solo funciona en inglés.
  • Pixel: Un teléfono móvil de gama alta con Google Assistant incorporado.
  • Google Home: Un centro de control inteligente para el hogar con Google Assistant, similar al Echo de Amazon.

También la aplicación de mensajería Google Allo, similar a Whatsapp pero con inteligencia artificial.

 

 

3. Facebook

Facebook lleva años trabajando en inteligencia artificial. En 2010, introdujo el reconocimiento facial en su red social, una herramienta que identifica a las personas que aparecen en las imágenes publicadas y sugiere su etiquetado.

Posteriormente, en 2013, su CEO Mark Zuckerberg anunció la creación de un laboratorio de investigación en IA y la contratación de Yann LeCun, experto en la rama de la IA conocida como aprendizaje profundo. Entre los desarrollos más recientes de la compañía están:

  • Facebook App: La aplicación de Facebook para iOS utiliza la IA y las redes neuronales para describir el contenido de las imágenes a los usuarios ciegos.
  • Mapas: Al parecer Facebook está utilizando la IA para crear mapas detallados de la densidad de población y el acceso a Internet en todo el mundo, como parte de su proyecto para llevar Internet a las zonas que en la actualidad todavía no tienen acceso a la red. La compañía ha analizado ya 20 países y 21,6 millones de kilómetros, generando cerca de 350 TB de datos.
  • Herramienta de personalización: Facebook está trabajando también en una herramienta de aprendizaje profundo que averigüe qué es importante para cada uno de sus usuarios con el fin de poder ofrecerles una experiencia más personalizada.
  • M: será el asistente personal automatizado de Facebook. El objetivo es que ayude a los usuarios en diversas tareas, como realizar compras en línea o reservas de hoteles o vuelos. M se integrará en la aplicación de mensajería de la compañía, Facebook Messenger; y, probablemente, a la larga, también se acabará incorporando en su red social. Su principal diferencia con respecto a otros agentes de IA, como el de Google Alphago, es que M será entrenado por humanos.

En cualquier caso, según la compañía, sus planes en materia de IA están centrados fundamentalmente en la personalización de la experiencia del usuario, es decir, identificar qué es realmente importante para cada usuario, para así poder mostrarle en su muro cosas que realmente le interesen y ocultar a las personas y las publicaciones que prefiere no ver.

 

4. Microsoft

Microsoft lleva años investigando en inteligencia artificial y ya dispone de numerosos productos con esta tecnología, como su asistente personal Cortana o las API del Proyecto Oxford.

 

 

  • Las API del Proyecto Oxford: En mayo de 2015, Microsoft Research puso un conjunto de API de aprendizaje automático a disposición de los desarrolladores, para que pudieran incorporar fácilmente, en sus aplicaciones, funciones de reconocimiento de voz, visión y comprensión del lenguaje. Posteriormente, ha ido completando este conjunto con otras API, como la de reconocimiento de emociones. Estas son las que están actualmente disponibles en Azure, la plataforma de computación en la nube de Microsoft:
    • Herramientas de visión: Constan de una API que permite detectar, identificar, analizar, organizar y etiquetar las caras de las personas que aparecen en las fotos (Face API), de forma similar al sistema de etiquetado automático de Facebook o Google Fotos; y otra que permite identificar las emociones de las personas que aparecen en las fotos (Emotion API). La herramienta es capaz de reconocer hasta ocho estados emocionales humanos diferentes: ira, desprecio, miedo, disgusto, felicidad, tristeza, sorpresa o neutro. Gracias a unos algoritmos punteros de reconocimiento de imágenes (Computer Vision API), también pueden reconocer contenidos indebidos y un color dominante; leer y comprender el texto contenido en las imágenes; y ordenarlas por tipo de contenido (animales, alimentos, playas, etc.). Además, Microsoft cuenta con una API de análisis, edición y procesamiento de vídeo (Video API).
    • Herramientas del conocimiento: se trata de una API de recomendaciones (Recommendations API) que mapea datos e información compleja para realizar búsquedas semánticas y ofrecer recomendaciones inteligentes en función de los intereses mostrados por los usuarios previamente.
    • Herramientas de búsqueda: al igual que Google, Microsoft también está utilizando el aprendizaje automático en su buscador Bing, por ejemplo, en el autocompletado y las búsquedas de imágenes y vídeos.
    • Herramientas del lenguaje: Constan de una API que permite a los desarrolladores enseñar a sus aplicaciones para que comprendan las órdenes de los usuarios (Language Understanding Intelligent Service (LUIS) API); otra que analiza el texto para detectar el tema e idioma y extraer el sentimiento principal y las frases clave (Text Analytics API); una API de análisis del lenguaje en textos complejos (Linguistic Analysis API); y una última que automatiza toda una serie de tareas de procesamiento del lenguaje natural utilizando modelos de lenguaje ya entrenados con datos de la Web (Web Language Model API).
    • Herramientas del habla: Contienen un API de reconocimiento del habla capaz de convertir la voz a texto y viceversa y entender su contenido (Speech API), otra que reconoce al orador y nos dice quién es la persona que está hablando (Speaker Recognition API) y un servicio inteligente de reconocimiento del habla (CRIS) que es capaz de superar barreras como el acento o estilo de habla del orador o el ruido de fondo.

Puedes ver más en la web de servicios cognitivos de Microsoft. La oferta de interfaces es extremadamente amplia, incluyendo una API que permite a los desarrolladores llevar a cabo una moderación de contenidos de forma automática en sus aplicaciones o páginas web, crear bots inteligentes para interactuar con los usuarios o incluso detectar automáticamente la distribución de imágenes de explotación infantil.

La idea de estas API es que las nuevas empresas o pequeños negocios, que carecen del presupuesto o del personal especializado necesario para desarrollar su propio sistema de aprendizaje automático puedan aprovechar las API y la capacidad de computación en la nube de Microsoft para entrenar sus propios sistemas. Para poder utilizar estas herramientas de aprendizaje automático los desarrolladores deben tener una cuenta en Azure.

En general, todas las API disponen de un plan básico gratuito, válido hasta un número de transacciones; y de otros planes de pago, en función del uso que el desarrollador o compañía vaya a hacer de ellas.

  • Cortana Intelligent Suite: Se trata de un paquete de software, alojado también en Azure, que pone a disposición de los usuarios los resultados de investigaciones punteras en materia de big data, aprendizaje automático, percepción analítica y bots inteligentes. Puede funcionar de forma integrada con Cortana, el asistente personal digital de Microsoft.
  • Cortana, el asistente personal digital de Microsoft: Al igual que Apple, Google y Facebook, Microsoft ha desarrollado su propio agente: Cortana; incorporado en Windows 10 Microsoft Azure y Office 365 y compatible, en forma de aplicación para móviles, con Android e iOS.Entre otras cosas, el asistente de Microsoft, ayuda a los usuarios a buscar contenidos en el equipo y a administrar su calendario. Además se comunica con los usuarios, utilizando todas las herramientas descritas anteriormente, para conocerle mejor y ofrecerle una experiencia completamente personalizada. El objetivo es que Cortana llegue a reconocer a la perfección el lenguaje natural para no depender de comandos específicos.

    Su principal novedad es que almacena todos los conocimientos que va adquiriendo sobre el usuario (información, intereses, hábitos…) en un sitio concreto, por lo que, en caso necesario, sería posible hacer un borrado de toda esa información; además, eso permite añadir información de forma manual para adaptar previamente el asistente a los gustos de un usuario, sin necesidad de que Cortana haya interactuado con él.

    El asistente utiliza Bing, Yelp y Foursquare como bases de datos. Desde 2014, existe una versión de Cortana adaptada para el mercado chino, con el nombre de Xiao Na.

 

 

  • Xiaoice, el robot conversacional chino de Microsoft: Se le conoce como la hermana menor de Xiao Na y ha sido probado ya con gran éxito en las principales redes sociales de China: Chubao, Weibo y WeChat; en las que cuenta con más de 20 millones de amigos y ha conversado ya con millones de usuarios.Xiaoice utiliza la inteligencia artificial para analizar las preguntas que le realizan los usuarios y responder a ellas en tiempo real. Puesto que utiliza gran parte de las herramientas descritas anteriormente, también es capaz de reconocer las emociones contenidas en un texto y ha demostrado su eficacia en actividades hasta ahora reservadas a los humanos, como por ejemplo, dar el parte meteorológico en televisión.
  • chatbot Tay: Se trata de otro robot conversacional probado recientemente por Microsoft y cuyo objetivo era el de conversar con los usuarios más jóvenes en las redes sociales. Sin embargo, la compañía tuvo que desactivarlo poco después de su lanzamiento, debido a problemas en la interacción con los usuarios que llevaron al bot a publicar mensajes racistas.
  • Azure, la plataforma de computación en la nube de Microsoft: Como ya hemos visto por los ejemplos anteriores, Microsoft Azure es una plataforma de computación en la nube que ofrece servicios muy diversos, desde el desarrollo de aplicaciones Web o a espacio de almacenamiento de datos en la nube para mantener copias de seguridad, a complejas herramientas de aprendizaje automático y de análisis predictivo, un servicio de análisis distribuido para el análisis de los denominados big data o grandes volúmenes de datos e incluso una herramienta que permite a los desarrolladores incorporar una asombrosa visualización de datos interactiva en sus aplicaciones.Cabe señalar que también incluye diversas aplicaciones específicas para el Internet de las cosas, que permiten el procesamiento y análisis de los datos recogidos de millones de sensores y dispositivos del IoT.

 

5. Amazon

Amazon ya utiliza el aprendizaje automático para predecir automáticamente los precios de millones de productos y ofrecer recomendaciones personalizadas en sus búsquedas.

Al igual que las demás grandes empresas, ya mencionadas, Amazon dispone de:

  • Su propia plataforma en la nube, llamada Amazon Web Services (AWS), a la que en verano de 2015 añadió un servicio de aprendizaje automático –Amazon Machine Learning–, que permite a los desarrolladores añadir fácilmente funcionalidades de análisis y predicción en sus aplicaciones.Según la compañía, el servicio es capaz de trabajar con volúmenes de datos de más de un petabyte, todos los datos enviados al servicio se mantienen privados y el sistema se vuelve cada vez más inteligente a medida que el usuario trabaja con él.
  • Su propio asistente personal, denominado Alexa, un servicio de asistente de voz basado la nube que es capaz de escuchar y entender cualquier pregunta o instrucción de un usuario y responder o llevar a cabo la tarea encomendada. A petición del usuario, Alexa puede:
    • Reproducir un tipo de música solicitado.
    • Proporcionar información como la fecha o la hora.
    • Dar el parte meteorológico o información sobre la situación del tráfico.
    • Añadir un elemento a una lista de tareas o una lista de la compra
    • Deletrear una palabra.
    • Etc.

    La principal novedad es que Amazon lo ha integrado en un pequeño dispositivo para el hogar con un altavoz bluetooth, que está siempre encendido y conectado a Internet: Echo.

 

 

  • Echo: El dispositivo, conocido como Echo, sorprendió gratamente a usuarios y expertos tecnológicos en general, cuando salió al mercado en junio de 2015. Su altavoz está continuamente escuchando y se activa cuando el usuario pronuncia el nombre de Alexa.

En 2015, Amazon liberó el kit de desarrollo de Alexa, con el nombre de Alexa Skills Kit (ASK), para que otros desarrolladores puedan incorporar su asistente personal en nuevos dispositivos. También publicó en GitHub las instrucciones para construir paso a paso un dispositivo como Echo utilizando una placa Raspberri Pi 2 y un micrófono USB.

 

6. IBM

En 2011, su sistema de inteligencia artificial Watson se hizo muy conocido por ganar en la televisión estadounidense un famoso concurso de televisión de preguntas y respuestas conocido como Jeopardy (similar al “Quién quiere ser millonario”).

Watson es capaz de procesar correctamente el lenguaje natural y responder a las preguntas que se le plantean, imitando el razonamiento humano. Además, aprende de su propia experiencia, por lo que cada vez se vuelve más inteligente.

 

Watson, sistema de inteligencia artificial de IBM

 

Recientemente, IBM se ha aliado con el conocido fabricante de tarjetas gráficas Nvidia para aumentar la velocidad de respuesta de Watson, que ahora es hasta 1,7 veces más rápida. Las aplicaciones de Watson son muy diversas.

La compañía también está trabajando en la extracción del significado de imágenes, vídeos, textos y discursos hablados; y pretende desarrollar una aplicación formativa para dispositivos móviles que imparta lecciones a partir de materiales aprobados previamente.

 

7. Nvidia

Aunque la compañía se dio a conocer como fabricante de tarjetas gráficas para ordenadores, sus unidades de procesamiento de gráficos (GPU), cada vez más potentes, desarrolladas principalmente para la industria de los videojuegos, se están utilizando también, en la actualidad, en proyectos de inteligencia artificial.

Los procesadores de las gráficas de Nvidia han demostrado ser especialmente útiles para entrenar las redes neurales utilizadas en el aprendizaje profundo, la tecnología de la inteligencia artificial que más dinero está recibiendo últimamente de los inversores.

Su éxito ha sido tal, que esta semana la compañía ha anunciado un nuevo procesador diseñado específicamente para su uso en vehículos autónomos y que se espera podría acelerar considerablemente su desarrollo.

 

8. Tesla

La compañía de Elon Musk también está investigando en inteligencia artificial para incorporarla en sus coches. Además, se ha aliado con otros gigantes tecnológicos, como Amazon Web Services, Paypal o Linkedin para crear un proyecto de inteligencia artificial sin ánimo de lucro y código abierto denominado openAI, cuyo objetivo es desarrollar de una IA “segura” y maximizar sus beneficios para humanidad en general, independientemente del rendimiento económico que genere.

Tras afirmar que la IA sin control podía suponer una amenaza, Elon Musk invirtió 10 millones de dólares en el proyecto, que cuenta en total con 1.000 millones de dólares de aportaciones de diferentes empresas.

En este sentido, Elon Musk no ha sido el primero en advertir de ese peligro. La mayoría de las empresas y universidades que investigan en este campo lo están haciendo con fines comerciales y numerosos expertos en IA han señalado ya que la premura por obtener beneficios está llevando a estas empresas a sacar sus productos al mercado con gran rapidez y sin el debate ético previo necesario.

En octubre de 2016, el magnate anunció que todos los vehículos Tesla fabricados a partir de esa fecha llevarían incorporado el hardware necesario para conducir de forma completamente autónoma, incluyendo su modelo más barato: el Model III. No obstante, por el momento el sistema vendrá desactivado mientras se perfecciona.

9. Skype

La compañía líder en comunicaciones por VoIP, propiedad de Microsoft, utiliza ya la inteligencia artificial para ofrecer a sus usuarios servicios de interpretación consecutiva en sus llamadas. Su sistema de traducción reconoce el habla del usuario y traduce su discurso a medida que el usuario habla.

La compañía ha anunciado que irá incorporando poco a poco nuevos idiomas a su oferta inicial de seis lenguas. Este es un ejemplo de su funcionamiento entre inglés y español.

 

 

 

10. Baidu

Baidu, la compañía del famoso buscador chino, ha creado un laboratorio de investigación en Inteligencia Artificial en Silicon Valley, cuyo objetivo es de aprovechar la potencia del aprendizaje profundo los big data y la computación de alto rendimiento para crear nuevas tecnologías que produzcan un impacto importante en la vida de millones de personas.

En enero de este año, la compañía presentó un asombroso sistema de reconocimiento del habla, llamado Deep Speech 2, válido para inglés y chino mandarín. La herramienta es especialmente interesante para Baidu, dado que facilitará a los usuarios de su buscador la introducción de consultas en dispositivos móviles, en donde los caracteres chinos plantean algunas dificultades.

Recientemente, Baidu ha liberado el código de su software de aprendizaje automático Warp-CTC, con el objetivo de acelerar la investigación en tecnologías de inteligencia artificial como el aprendizaje profundo.

 

11. Toyota

El famoso fabricante de coches anunció, a finales de 2015, que invertirá 1.000 millones de dólares, a lo largo de los próximos 5 años, en un nuevo centro de investigación que instalará en Silicon Valley con el nombre de “Toyota Research Institute” y cuya investigación se centrará, principalmente, en inteligencia artificial y robótica para el desarrollo de coches autónomos y robots.

 

12. Shell

El gigante de los hidrocarburos también ha decidido invertir en IA, concretamente, en el desarrollo de un asistente virtual que sea capaz de responder a las preguntas de los clientes en línea las 24h del día.

 

No solo las grandes empresas están invirtiendo en IA

Además, de estos gigantes empresariales, también hay numerosas empresas pequeñas y startups que están investigando en inteligencia artificial, como MetaMind o Soundhound.

  • MetaMind está desarrollando un sistema de inteligencia artificial único que se basa en una memoria a corto plazo para responder a preguntas sobre textos en lenguaje natural. Es decir, que podríamos proporcionarle un texto largo y complejo y preguntarle, por ejemplo, ¿cuál es el sentimiento general del texto? La herramienta de MetaMind sería capaz de identificarlo.
  • En cuanto a Soundhound, la compañía famosa por su app para reconocer música, similar a Shazam, ha desarrollado ahora un asistente digital para teléfonos móviles inteligentes con Android, llamado Hound, que podría llegar a ser un firme competidor de Google Now.

De lo que no hay duda, es de que la IA es el futuro y, a este paso, muy pronto llegará a todos los aspectos de nuestra vida.

 

Seguir leyendo:

Guardar

X

3 Respuestas

  1. Verny 1 año ago
    • M. Rodriguez 1 año ago
  2. Israel 12 meses ago

Deja un comentario