El camión autónomo de reparto de Uber realiza con éxito su primera entrega comercial

X

Llevamos años oyendo hablar de los coches autónomos como los vehículos del futuro. Sin embargo, ese futuro ya no parece tan lejano. Cada vez hay menos dudas de que los vehículos autónomos han llegado para quedarse y que en pocos años estarán en las calles, al menos los de reparto.

Los coches autónomos de Uber circulan por las calles de Pittsburgh desde septiembre, Domino’s Pizza introdujo los vehículos autónomos de reparto en su cadena de pizzerías en Australia en marzo de este año y, ahora, el camión autónomo de reparto de Uber ha realizado con éxito su primera entrega de un envío comercial de mercancías.
El camión autónomo de reparto de Uber realiza con éxito su primera entrega comercial

 

El camión autónomo de reparto de Uber

Se trata de un camión Volvo con un remolque de 18 ruedas y equipado con la tecnología de Otto, una startup de San Francisco adquirida el verano pasado por Uber por unos 680 millones de dólares.

Esta tecnología, que ofrece una autonomía de nivel 4, consta de hardware y software por valor de unos 30.000 dólares y su principal ventaja es que se puede incorporar en cualquier camión comercial con transmisión automática, evitando la necesidad de fabricar un camión nuevo desde cero.

 

El camión autónomo de reparto de Uber completó con éxito un envío comercial de mercancías real

Concretamente, el jueves de la semana pasada, el camión autónomo de reparto de Uber transportó un pedido de unas 50.000 cervezas de la marca Budweiser por una de las autopistas de Colorado, la Interestatal 25 (I-25), en los Estados Unidos.

En total, recorrió 194 kilómetros, de los cuales unos 160 km se hicieron sin conductor.

Para evitar riesgos, el camión de Uber:

  • Está programado para circular mayoritariamente a una velocidad de unos 89 kilómetros hora.
  • Mantiene, en todo momento, una distancia de seguridad adecuada.
  • Y solo cambia de carril cuando es absolutamente necesario.

Dado que los vehículos autónomos todavía no están permitidos en las carreteras, la compañía tuvo que solicitar un permiso especial para realizar el envío y, por motivos de seguridad, durante las dos horas y media que duró el recorrido, el vehículo fue acompañado en todo momento por una patrulla de policía.

Previamente, el equipo de Otto pasó dos semanas evaluando la ruta de conducción desde Fort Collins a Colorado Springs y mapeando la carretera con cuidado para asegurarse de que la tecnología podría completar la ruta.

Además, la prueba se realizó por la mañana temprano, cuando el tráfico es relativamente menor; y en un día con buenas condiciones meteorológicas.

En cualquier caso, este ha sido el primer envío de mercancía comercial real realizado con un camión de reparto autónomo. Para la ocasión, Budweiser preparó una edición especial de su cerveza.

El camión autónomo de reparto de Uber realiza con éxito su primera entrega comercial

 

La tecnología está preparada para la conducción en carretera, pero no en ciudad

 

Según sus desarrolladores, la tecnología está preparada para funcionar adecuadamente en carretera, pero todavía no se plantean lidiar con la complejidad de conducir por ciudad. De ahí que un conductor humano se haya hecho cargo del vehículo a la salida y la llegada de la ruta.

“Queríamos mostrar que los elementos constructivos básicos de la tecnología ya están aquí; tenemos la capacidad de hacer eso en una autopista”, señaló Lior Ron, presidente y co-fundador de la unidad Otto de Uber.

Según Ron, la compañía se ha centrado desde un principio y se seguirá centrando en el futuro en la conducción en carretera, por que más del 95% de las horas de conducción en los envíos comerciales son en carretera.

“La tecnología está lista para empezar a hacer estas rutas comerciales”, añadió Ron. “Y en los próximos dos años, vamos a seguir desarrollándola, para que esté realmente preparada para encontrarse con cualquier situación en la carretera”.

 

Muy pronto el reparto de mercancías podría hacerse con camiones autónomos

 

En este sentido, el equipo de Otto prevé que muy pronto el reparto de mercancías podría hacerse perfectamente con camiones autónomos, estableciendo unas estaciones de salida y llegada a las afueras de las zonas urbanas.

De ese modo, los conductores humanos conducirían los camiones por la zona urbana hasta la estación de salida y una vez en la estación de llegada volverían a tomar el control para dirigirlos hasta su destino final dentro de la ciudad.

Fuera de las zonas urbanas, en todo momento el viaje en carretera se realizaría con conducción autónoma y, simplemente, podría ir a bordo una persona para supervisar la conducción durante el recorrido.

Por el momento, Uber no planea construir sus propios camiones, sino que trabajará con fabricantes de camiones ya consolidados para incorporar en ellos la tecnología, del mismo modo que está haciendo ya con Volvo en el desarrollo de sus coches autónomos. No obstante, según la compañía, las negociaciones con los fabricantes de camiones todavía están en sus primeras fases.

Seguir leyendo:

Guardar

Guardar

X

One Response

  1. Washington Salcedo 2 meses ago

Deja un comentario