IA y educación: ¿transformación, disrupción, revolución…?

Así es como la IA puede transformar la educación según el World Economic Forum: ¿pero será transformación, disrupción, revolución…?

La inteligencia artificial llegó del mundo de la educación universitaria las empresas que ahora son referentes de desarrollo de IA tienen sus orígenes en las universidades como el caso de DeepMind (University College de Londres), Wolfram Alpha o Magic Pony, por ejemplo. Y  hoy la IA está llamada a transformar las universidades y quizás a medio plazo hablemos de una revolución educativa.

Los cambios que traerán la IA a la educación

El World Economic Forum (WEF) en un reciente artículo (reseñado al final) sostiene que la IA representa:

“una nueva infraestructura científica para la investigación y el aprendizaje que las universidades tendrán que asimilar y gestionar, de lo contrario se volverán cada vez más irrelevantes y eventualmente redundantes… la IA transformará profundamente la ciencia, la innovación, la educación y la sociedad misma”.

Aunque el articulo del WEF no desvela nada nuevo, si es interesante su contundencia a la hora de subrayar el impacto de lA en las universidades.

Demis Hassabis uno de los desarrolladores de Deep Mind, doctorado en neurociencia cognitiva y con estudios postdoctorales en el MIT y Harvard, es uno de los muchos científicos convencidos de que la IA y el aprendizaje automático mejorarán el proceso de descubrimiento científico. Algo que no es nuevo: hace ocho años que científicos de la Universidad de Aberystwyth crearon un sistema robótico que realizó por sí mismo todo un proceso científico: la formulación de hipótesis, el diseño y la ejecución de experimentos, el análisis de datos y la determinación de los experimentos a seguir

Algunos ejemplos de cómo la IA puede aplicarse en el sistema educativo universitario (según el WEF):

  • La IA puede crear de forma autónoma hipótesis, localizar conexiones imprevistas, reducir el coste para obtener conocimiento y predictividad.
  • Puede automatizar revisiones sistemáticas de literatura académica por lo que se puede utilizar para controlar el plagio y el mal uso de las estadísticas.
  • La IA puede ayudar a resolver las diferencias que surgen a la hora de colaboraciones entre diferentes disciplinas.
  • A medida que se vuelve más autónoma, la IA puede ayudar a la colaboración entre universidades e instituciones externas, como ejemplo: entre la investigación médica y las prácticas clínicas en el sector de la salud.
  • La automatización de las labores más rutinarias y menos gratificantes para los profesores, como por ejemplo las calificaciones de pruebas pueden ser delegadas a esta.
  • El uso de chatbots desarrollados como orientadores de forma exitosa ya está siendo de implementados en universidades, por ejemplo la Universidad técnica de Berlín, para ayudar a los estudiantes a la planificación de los cursos.
  • La realidad combinada y la visión por computadora pueden ser más estimulantes y por consiguiente crear más fidelización en los estudiantes, aparte de fomentar una mayor comprensión pues mejorarían el aprendizaje de una manera más intuitiva y adaptativa.

El Aula Global y la IA

No pasa desapercibido para el WEF la revolución que están representando los MOOCs, una educación masiva que incluso con la IA podría llegar a ser personalizada, más gamificada, enseñada en múltiples idiomas, adaptada según nivel de conocimientos, capacidad y rimo de asimilación individual.. . A los MOOCs convencionales de las plataformas al uso ya se anteponen proyectos como los de la Universidad Carnegie Mellon que ha estado trabajando en tutores cognitivos basados en IA desde hace ya unos años con resultados muy positivos. Lo asistentes robóticos  para tutorías ya han sido experimentados por el Georgia Tech, en un curso masivo os estudiantes no pudieron diferenciar entre la interacción con un humano y un bot.

Las aulas globales o proyectos participativos, como el Galaxy Zoo, son otra gran herramienta que puede tener un efecto llamada para los estudiantes a nivel mundial para participar en investigaciones universitarias y en descubrimientos científicos.  Además estas aulas globales pondrían a disposición de muchas más personas la educación de calidad,  gracias a los MOOCs en los últimos 5 años decenas de miles de personas han tenido acceso a un más amplio número de estudios universitarios.

También la IA tendrá repercusiones para la Universidad presencial cuestionando cada vez más las clases magistrales.

Procesos administrativos de las Universidades e IA

No cabe duda de que la IA puede echar una mano en las labores más administrativas:  se puede usar para procesos como la selección y admisión tanto de estudiantes como de profesorado.

La evolución  de los estudiantes también puede ser monitorizada para predecir en qué momentos necesita más atención personalizada o la intervención de personas, con esto se disminuiría la tasa de abandono y se ayudaría a los estudiantes a alcanzar su máximo potencial.

La IA y tecnologías como Blockchain se puede mantener a salvo la privacidad y la fiabilidad de los datos como notas, evitando comportamientos poco éticos.

Las universidades: su capacidad de adaptación

Hay muchas preguntas filosóficas sobre la IA que tendrán que responder las universidades. Especialmente cuando la IA puede revolucionar el concepto de empleo.

Las universidades deben tener la capacidad de formar a nuevos profesionales adaptados a los nuevos procesos y especialidades y a los cambios asociados a la IA.  Es urgente por ejemplo introducir a tecnólogos en ramas tan diversas como la medicina, el derecho o la arquitectura para prepararlos para el futuro próximo, que será el trabajo hombre-máquina.

Como consecuencia de los cambios tecnológicos que se están dando cada vez con más rapidez como la IA, las universidades deben tener la capacidad de reflexión y adaptación para poder proporcionar las habilidades necesarias de inclusión en el actual mercado laboral tanto a los futuros profesionales como a los empleados que se verán afectados negativamente con la automatización.

En todo caso y esto no lo dice el WEF  la duda es si las universidades experimentarán estos cambios desde la transformación, disrupción, revolución…?

Fuente:

World Economic Forum

Enlaces a las empresas y proyectos citados:

Seguir leyendo:

 

X

Deja un comentario