Seleccionar página

Las universidades españolas lideran esta tecnología frente a las primeras pruebas en Estados Unidos.

Gracias a las posibilidades que ofrecen los chatbots basados en inteligencia artificial, las universidades los están adaptando y entrenando cada vez en más áreas, desde los especializados en contestar preguntas frecuentes, los que ayudan a los estudiantes a matricularse, los que integran tutorías y recomiendan materiales interesantes como libros e informes, hasta para evitar el abandono de los estudios.

Los chatbots basados en inteligencia artificial se están convirtiendo en la herramienta que soluciona muchos de los atascos a la hora de interactuar con los estudiantes y con el personal en general.

Por ello las universidades están adoptando soluciones basadas en inteligencia artificial para ayudar en proyectos de TI y académicos. En la Universidad George Washington, después de poner a prueba su servicio de chatbot 24/7, MARTHA , el 89 % de los usuarios abogó por que la herramienta se convierta en un servicio permanente.

Han desarrollado un servicio que puede guiar a los estudiantes de forma rápida y precisa para obtener la información que están buscando. También identificar de qué sector de los estudiantes provienen.

A medida que avanza la tecnología de inteligencia artificial, los chatbots universitarios se han convertido en valiosas herramientas de aprendizaje.

Dado que las respuestas de los chatbot basadas en IA se vuelven más acertadas a medida que las herramientas aprenden a través de la experiencia, a menudo puede tener sentido introducir un chatbot en un entorno universitario por fases.

Cuando la Universidad George Washington puso a prueba su chatbot MARTHA, por ejemplo, generó aproximadamente 4.500 conversaciones en aproximadamente un mes.

Cuando Ashok Goel, profesor de la Escuela de Computación Interactiva del Instituto Tecnológico de Georgia, presentó por primera vez a la asistente virtual basado en IA, Jill Watson en una clase online, no les dijo a los estudiantes que no era un asesor humano hasta el final del curso.

Parte de la razón fue que ni siquiera sabían si funcionaría; no estaban convencidos de que realmente sería útil. Entonces, inicialmente fue solo un experimento para ellos en en campo de la inteligencia artificial.

Los chatbots se han probado con éxito en distintas universidades, en Estados Unidos. En España también se ha avanzado enormemente con los asistentes virtuales inteligentes (AVI)., superando a las estadounidenses en este campo de forma muy sustancial Ejemplos de ello son:

La Universidad Politécnica de Valencia, que su chatbot PAU atendió en un mes a casi 7.000 usuarios desde sus dispositivos, ha generado 8.413 conversaciones y enviado más de 24.700 mensajes como respuesta.

https://www.upv.es/

La Universidad Complutense de Madrid, su chatbot Carol que se encarga de interactuar con nuevos alumnos y contestar todas sus dudas sobre todos los temas relacionados con la entrada, notas de corte, pasos a seguir para la matriculación y otras preguntas frecuentes que los alumnos puedan tener al inicio de su etapa universitaria. Además el chatbot está preparado para ejecutar acciones específicas como preinscripciones y matrículas.

https://venalacomplu.ucm.es/

La Universidad de Murcia, que recientemente fue referido en la Harvard Business Review por ser un caso de éxito gracias a su tasa de aciertos superior al 93’65% y atender a más de 38.000 preguntas.

https://www.um.es/web/vic-estudios/contenido/grados/preinscripcion