Seleccionar página

La IA está influyendo en gran medida en la forma en la que los estudiantes aprenden, el panorama educativo está en continuo cambio gracias a esta tecnología.


La IA y el aprendizaje automático, especialmente, están impactando en la educación de muchas maneras. El uso de la IA en la educación va más allá de calificar las evaluaciones de los estudiantes, esta tecnología puede beneficiar enormemente tanto a los educadores como a los estudiantes.

Estas son tres formas claras y eficientes en las que la IA está y seguirá cambiando la forma de aprender y por qué no, de enseñar:

Aprendizaje personalizado: Con el uso de la IA, el aprendizaje se puede personalizar y adaptar a las necesidades, metas y habilidades individuales de cada estudiante a través de programas personalizados, que pueden ayudar a llenar los vacíos en el aprendizaje y la enseñanza.

Automatización: las tareas que alguna vez fueron tediosas, repetitivas y que requerían mucho tiempo y que resultaron en altos niveles de estrés y falta de productividad ahora pueden automatizarse.

Asistentes virtuales inteligentes: la implementación de chatbots permite una disponibilidad 24/7 para aprender desde cualquier lugar y en cualquier momento. Estos chatbots también pueden interactuar con los estudiantes al instante y enviar actualizaciones con regularidad. Dado que existe una creciente demanda de autoservicio y asistencia para los estudiantes, los chatbots pueden ser fundamentales para ayudar a brindar a los estudiantes una experiencia de aprendizaje más efectiva y atractiva. Del mismo modo, para los educadores, los miembros del personal pueden concentrarse en otras necesidades, ya que los chatbots pueden interactuar con varios estudiantes a la vez.

Si bien es cierto que hay una falta de información de los beneficios de implementar la IA en el proceso de aprendizaje, se debe trabajar en dar a conocer todos los beneficios de la misma.

La IA puede respaldar muchas necesidades importantes en la educación, como la adquisición de información a través del análisis de datos, la automatización de procesos y la interacción con los estudiantes y el personal. Ya existen numerosos ejemplos en los que la IA ya se está utilizando en el sector de la educación. Al tener éxito con la IA, los estudiantes deberían poder aprender mejor y más rápido.

Más información: Forbes

Más noticias del Observatorio de Inteligencia Artificial: