Seleccionar página

Una sesión del Tribunal de Internet de Hangzhou (China) es accesible a través de WeChat. Ha manejado ya 3 millones de casos legales u otros procedimientos judiciales.

Este tribunal se creó por primera vez en 2017 para ayudar a disputas comerciales en línea, casos de derechos de autor y reclamos de responsabilidad de productos de comercio electrónico.

Mediante el uso de inteligencia artificial, chatbots y otras nuevas tecnologías, los jueces digitales de la corte son apoyados por humanos para tomar decisiones rápidas. Más en Japan Times