Seleccionar página

Hacer un chatbot conversacional en un restaurante es una tarea compleja. La mayor parte de los Chatbots están configurados para la comida rápida (hamburguesas y pizzas..), un restaurante recomendado por Michelín o con «soles» es más complejo… En todos los casos los chatbots están mostrando ser una herramienta diferenciadora y que incorpora valor a las empresas de restauración. Están disponibles las 24 horas y los 365 días al año y cada día aprenden cosas nuevas de enorme utilidad.

Restaurante El Portal

El Portal es un restaurante recomendado por la guía Michelín y según la revista Forbes es una de las mayores innovaciones en el concepto de «gastrobar». Eli, su chatbot, es 100% conversacional. Responde más de 200 preguntas relativas al restaurante e incluso a muchas cuestiones gastronómicas de interés. A través del chatbot se reserva mesa para la fecha deseada. Está visible en la home del restaurante, e invita a preguntarle… «Hola soy Eli, la Hotess virtual ¿En qué puedo ayudarte? Si se hace click empieza el diálogo. El lenguaje es elegante y simpático y responde preguntas inesperadas con ingenio.

Pizza Hut


El chatbot de Pizza Hut le permite realizar pedidos de pizza y otros productos utilizando una cuenta de Twitter o Facebook Messenger. Puede reordenar los pedidos favoritos o guardados desde cualquier ubicación de la cadena de restaurantes en los EE. UU, chateando con el bot directamente con las cuentas de Pizza Hut en Twitter o Facebook. No hay ningún cargo adicional para realizar el pedido a través del chatbot y también se pueden obtener respuestas a las preguntas más frecuentes y acceder a información sobre las promociones recientes de Pizza Hut. Todo lo que tiene que hacer es ir a tu página de Facebook (o a tu perfil de Twitter) y configurar la información de pago.

Taco Bell

Taco Bell de Tacobell, TacoBot, permite a los usuarios pedir comida a través de Slack, un servicio de mensajería instantánea utilizado por las empresas para las comunicaciones internas. Puede hacer preguntas sobre el menú de TacoBell y le recomendará productos. Desde allí puede elegir el lugar de recogida y realizar su pedido.

Burger King

Burger King tiene un chatbot en Facebook que saluda a los usuarios tan pronto como se abren el servicio. Después de que los usuarios respondan, pregunta si les gustaría hacer un pedido, dándoles la opción de presionar un botón «sí» o «no». Si los consumidores responden afirmativamente, el chatbot mostrará opciones del menú. Las personas pueden presionar el botón «seleccionar» ubicado debajo de cada alimento para indicar su elección. Los consumidores pueden seguir las indicaciones del bot para completar el resto de su pedido o seleccionar el lugar en el que obtendrán el pedido.

Wings top

La plataforma de pedidos de Wingstop también permite a los clientes realizar sus pedidos en las plataformas de mensajería de Twitter y Facebook. Así es como funciona: un cliente potencial puede twittear «ordenar» a la cuenta de Twitter de la compañía, @Wingstop, o enviar un mensaje directo a la página corporativa de Facebook Messenger para comenzar el proceso de pedido. En cualquier caso, la interacción se gestiona a través de una conversación privada para completar el pedido. A los clientes también se les dice dónde está su ubicación más cercana de Wingstop y se les da una hora estimada de recogida.

Dominos

Domino’s ha lanzado un chatbot para Tinder. El chatbot aparecerá como un perfil normal en Tinder. Deslizando el dedo hacia la derecha da acceso a una conversación con el bot. Una vez que esté emparejado, se le pedirá que haga clic en un enlace que inicie el bot. El bot mantiene un lenguaje divertido: «Una pizza me quiere…». ¡Hagamos una cita y podría ser amor en la primera rebanada! » » Sólo tengo ojos para ti «. » Me has robado una pizza, corazón «.

Más información: Chatbots para la gastronomía española