Microsoft está trabajando con IA para mejorar la precisión de la tecnología CRISPR

La tecnología de edición de genes CRISPR podría algún día librar al mundo de las enfermedades más devastadoras, porque permite editar el código genético responsable de las enfermedades. Sin embargo, una de las cosas que se interponen en el camino de convertir esa fantasía en realidad es el problema de los efectos fuera de objetivo (Recortar o modificar la sección incorrecta en el ADN)

Microsoft, IA, CRISPR

Ahora Microsoft espera usar inteligencia artificial para solucionar este problema.

Microsoft ha construido una herramienta de inteligencia artificial que predice la precisión de CRISPR (en inglés: clustered regularly interspaced short palindromic repeats, en español repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas) para que los investigadores puedan evitar realizar ediciones incorrectas en el ADN.

Al trabajar con científicos, informáticos y biólogos de instituciones de investigación de Estados Unidos, La compañía ha desarrollado una nueva herramienta llamada Elevation que predice los efectos fuera de objetivo al editar genes con CRISPR.

En términos sencillos funciona así:  si un científico planea modificar un gen específico, ingresa su nombre en “Elevation”. El sistema CRISPR está formado por dos partes, una proteína que corta y un ARN guía sintético diseñado para que coincida con una secuencia de ADN en el gen que se desea editar. “Elevation” sugerirá qué guía tiene menos probabilidades de que dé como resultado un efecto fuera del objetivo para un gen en particular, usando el aprendizaje automático para resolverlo.

También proporciona conclusiones generales sobre la probabilidad de efectos fuera del objetivo para el gen al que se dirige. La plataforma basa su aprendizaje tanto en la investigación de Microsoft como en los datos públicos disponibles  sobre cómo interactúan diferentes objetivos y guías genéticos.

Por qué es tan importante: la herramienta de Microsoft permite a los investigadores conectar el gen que desean modificar y obtener una estimación de cuán malos podrían ser los posibles efectos fuera del objetivo. Usando la herramienta, los investigadores podrían descubrir qué genes son más difíciles de editar con seguridad y evitar modificarlos, dice Nicolo Fusi de Microsoft Research.

La herramienta está públicamente disponible para que los investigadores la utilicen de forma gratuita.

El trabajo se detalla en un documento publicado el miércoles en la revista Nature Biomedical Engineering .

Seguir leyendo:

X

Deja un comentario