Preocupante fuga de talento: los expertos de IA abandonan las universidades por el mundo empresarial

La inteligencia artificial está de moda y tiene cada vez más aplicaciones en el mundo real, de ahí que las empresas hayan empezado a competir por atraer al mejor talento hacia sus filas.

Gran parte de este talento se extrae de las universidades de todo el mundo, pero… ¿Por qué parece ser un problema?

En condiciones normales es una buena noticia que las empresas contraten talento universitario. Sin embargo, en este caso la demanda que se ha generado es de tal magnitud que se empieza a hablar de éxodo.

Y es que la fuga de talento no afecta solo a las jóvenes promesas, sino también a los expertos, pudiendo poner en riesgo la formación de las futuras generaciones.

Según una encuesta confidencial realizada por The Guardian en las universidades de élite británicas, la situación en el Reino Unido parece ser especialmente alarmante.

Precupante fuga de talento: los expertos de IA abandonan las universidades por el mundo empresarial

Numerosos científicos expertos en IA están cambiando sus puestos en las universidades británicas por empleos en grandes tecnológicas, en donde no solo reciben un salario muy superior, sino que además les ofrece la oportunidad de trabajar en problemas del mundo real con unos equipos con los que ni podrían soñar en el mundo universitario.

Otros optan por conservar sus contratos en la universidad pero pasando a tiempo parcial.

Estos son algunos de los ejemplos más destacados:

  • En marzo, Zoubin Ghahramani, Director de aprendizaje automático en Cambridge y uno de los investigadores de IA más respetados del país, se convirtió en científico jefe de Uber.
  • Neil Lawrence, profesor de aprendizaje automático en la Universidad de Sheffield, ha trasladado su grupo de investigación a Amazon.
  • Murray Shanahan, profesor de robótica cognitiva en Imperial, y Yee Whye Teh y Andrew Zisserman, de Oxford, trabajan ahora para DeepMind, de Google.

Según The Guardian, en algunas universidades, la fuga de cerebros es más intensa aún entre los jóvenes investigadores. Y no es de extrañar, dados los salarios ofertados que ha develado la encuesta de la publicación británica, que han llegado a alcanzar, en algunos casos, cifras entre 80.000 y 200.000 libras.

Las universidades existen, en parte, para cubrir las necesidades de la la industria, pero en este caso, la abrumadora demanda de investigadores especializados en IA está superando con creces la oferta.

Los datos del sitio de empleo Indeed, respaldan esta afirmación, según los cuales, el número de trabajos relacionados con la IA en el Reino Unido ha aumentado un 485% desde 2014. Es decir, que hay más de dos trabajos por trabajador cualificado.

Semejante éxodo podría poner en riesgo no solo la investigación en las universidades, sino también la docencia.

Según señaló para The Guardian  Maja Pantic, profesora de informática afectiva y conductual en Imperial College London: “Estamos perdiendo la próxima generación de académicos”.

Y añadió que eso podría tener importantes consecuencias en la sociedad a largo plazo.

“La mayoría de las personas que abandonan la universidad se van a Google, Facebook, Amazon y Apple”, añadió Pantic. “El problema real es que estas personas no están dispersas por la sociedad, sino que el intelecto y la experiencia se concentran en un pequeño número de empresas”.

La encuesta de The Guardian se realizó en universidades especialmente seleccionadas por su fortaleza en computación e inteligencia artificial, como Oxford, Cambridge, Edimburgo, UCL e Imperial College London.

Fuente:

Seguir leyendo:

 

 

 

 

 

Guardar

Guardar

X

Deja un comentario