Google: los coches sin conductor conducen cada vez mejor por las calles de la ciudad

 

Veterano ya desde hace tiempo de las carreteras de la California rural, el coche sin conductor de Google está mejorando para volverse más seguro en ciudad.

A lo largo del último año aproximadamente, Google ha ido ajustando la manera en la que el software con el que funciona su flota de vehículos automatizados maneja las complejidades de la conducción en zonas densamente pobladas.

Según ha comentado en una entrada de blog Chris Urmson, jefe de proyecto de los vehículos sin conductor de Google, los ingenieros han mejorado el software de los coches para reconocer situaciones tales como el tráfico de peatones, los autobuses, las señales de stop sostenidas por los guardias de cruce o las señales manuales realizadas por los ciclistas.

Y ha añadido que los coches sin conductor tienen el potencial de manejar todo eso incluso mejor que nosotros.

Desde 2011, año en el que los vehículos sin conductor pasaron a ser legales en las calles de Nevada, Google ha registrado cerca de 700.000 millas con sus coches, sobre todo en carretera. Los únicos accidentes registrados han ocurrido cuando una persona conducía el vehículo o bien fueron culpa de otro conductor.

Ahora, los coches autónomos también son legales en California, Florida y Michigan, aunque todos los estados requieren todavía que haya un conductor humano tras el volante.

Aún hay cosas que aprender antes de ponerlos a prueba en otra ciudad, escribió Urmson, “pero miles de las situaciones que se producen en las calles de una ciudad y que nos habrían dejado perplejos hace dos años, ahora se pueden navegar de forma autónoma”.

La tecnología de los coches incluye un sistema de radar láser y un telémetro basado en láser que permite al software crear mapas detallados en 3D de los alrededores.

En un vídeo de YouTube publicado recientemente, se puede ver cómo uno de los coches reconoce una zona de obras y cambia de carril, evalúa si atravesar un cruce de ferrocarril y hace un giro a la derecha en una intersección llena de coches, ciclistas y peatones.

“Con cada milla que recorren nos volvemos más optimistas acerca de que nos dirigimos hacia un objetivo alcanzable; un vehículo que funciona completamente sin intervención humana”, escribió Urmson.

Fuente: http://edition.cnn.com/2014/04/28/tech/innovation/google-self-driving-car/index.html

X

Sin Respuestas

Deja un comentario